16 agosto 2016
Entrevistamos al Director Comercial de Tetra Pak Perú, Klaus Plenge, quien está trabajando para apoyar y fortalecer el programa de alimentación escolar de ese país, que actualmente llega a 3,5 millones de niños.
 
Por favor denos una breve reseña histórica de la alimentación escolar en Perú.
El programa de alimentación escolar de Perú, conocido como “Qali Warma”, entrega leche y otros productos nutritivos a millones de niños de entre tres y cinco años en ocho regiones del país, incluyendo áreas costeras, regiones montañosas y la ciudad capital, Lima, en la que habita el 30% de la población. Asimismo, el programa cuenta con un fuerte componente educativo, ya que enseña a los niños sobre la importancia de una alimentación saludable, la higiene personal, el reciclado y la protección del medio ambiente. El gobierno, que está a cargo del programa, estima que para 2016 beneficiará a 3,5 millones de niños.

¿Cómo decidió involucrarse Tetra Pak?

¡Es una larga historia! Dimos el primer paso varios años atrás cuando comenzamos a hablarle al gobierno sobre el programa de alimentación escolar. Conjuntamente con Tetra Laval Alimentación para el Desarrollo, compartimos nuestros conocimientos, ejemplos, mejores prácticas y todo el respaldo que podemos brindar en términos de alimentación escolar. El gobierno estaba en búsqueda de una solución más fácil y segura. Por lo que, junto con el Programa Mundial de Alimentos y Alimentos para el Desarrollo, llevamos a cabo una evaluación y presentamos recomendaciones. En 2015, surgió la oportunidad de comenzar a proveer leche enriquecida y leche con cereales en envases asépticos Tetra Pak® por intermedio de nuestros clientes. Posteriormente, trabajamos con nuestros clientes en la formulación y el diseño de los envases y los nuevos productos estuvieron listos para marzo. Actualmente, cerca del 25% de los productos que se distribuyen a través del programa de alimentación escolar son productos listos para beber y el 75% restante son productos para preparar.

¿Cuál es la contribución de Tetra Pak al programa? 

La contribución más importante que podemos hacer es proveer soluciones de envasado y procesamiento seguras y de alta calidad a nuestros clientes. Asimismo, junto con Alimentos para el Desarrollo, hemos compartido nuestros conocimientos y casos exitosos en el mundo para integrar todo el ciclo, mejorar formulaciones, garantizando que cada porción brinde el mayor beneficio nutricional. Sin embargo, creo que quizá la otra contribución más importante es ayudar a construir puentes entre el sector público y el privado. En este tipo de programas, es esencial trabajar en equipo con nuestros clientes e invitarlos a participar y ofrecer un excelente producto para los niños. Otro elemento de colaboración fundamental es nuestro conocimiento sobre reciclado. También es importante trabajar con las escuelas y los operadores del programa para recolectar los envases post consumo y enviarlos a la industria del reciclado para cerrar el ciclo del envase.

En este caso, y en equipo con Alimentos para el Desarrollo, realizamos un estudio durante los primeros meses y el resultado fue asombroso; más del 80% de los niños expresó una aceptación positiva del producto y del envase. Por ese motivo, debemos continuar en este camino y seguir trabajando por el futuro del país.

¿Cuáles son las prioridades actuales?

En esta etapa, nuestra prioridad es continuar trabajando con los actores involucrados, el gobierno, los productores locales y Tetra Pak, para respaldar el futuro del programa. Debemos seguir apoyando a nuestros clientes y desarrollar en conjunto nuevos productos, no necesariamente lácteos. Los jugos y néctares, nuevos sabores y productos listos para beber aportan una nutrición saludable a los niños. La mayor prioridad es, junto con nuestros clientes, hacer que los alimentos sean seguros y estén disponibles en todos lados. Finalmente, como mencioné antes, también es importante integrar la industria del reciclado y trabajar mucho en la protección ambiental.

¿Cuáles son sus planes para el futuro? 

Tenemos tres metas principales. La primera es continuar trabajando con el gobierno y los productores locales en una alianza positiva para asegurar la nutrición saludable y la protección de los alimentos. La segunda es desarrollar, junto con nuestros clientes, nuevos sabores y formulaciones, incluyendo una opción que no sea láctea. Y finalmente, integrar la cadena recicladora al programa.

¿Cuál es el aspecto más gratificante de su trabajo? 

¡Hay tantos! Ver las caritas de los niños cuando reciben las bebidas y saber que están obteniendo una nutrición segura. Saber que tienen la oportunidad de un futuro saludable no tiene precio. Pero también estoy muy contento de que nuestros productos del programa de alimentación escolar sean los mismos que los que se encuentran en el mercado comercial: estos niños reciben lo mejor. Es algo bueno y aspiracional. Asimismo, me gustaría pensar que ayudamos a subir los estándares en el programa en su totalidad y que podemos continuar construyendo una cadena de suministros más sólida aquí en Perú para que los beneficios del programa de alimentación escolar se extiendan lo más posible.
 

Etiquetas

leche niños

<< Anterior