08 septiembre 2016
Por el equipo editorial de Tetra Pak
 
Numerosos consumidores de todo el mundo están teniendo un interés activo en la vida sostenible. Más allá de la simple comprensión de la necesidad de reciclar los productos después de su consumo, están empezando a entender que sus compras generan un impacto y esperan que las empresas desempeñen un papel fundamental para apoyar su interés en el medio ambiente.
Muchas personas están dispuestas a invertir en alternativas ecológicas y sustentables para sus productos favoritos. La generación Millenials, por ejemplo, es más propensa a elegir productos con envases respetuosos del medio ambiente, como las opciones fabricadas a partir de materiales renovables, por sobre las opciones con envases ??tradicionales.
A medida que las empresas de envasado buscan desarrollar soluciones que satisfagan las necesidades de las marcas y de los consumidores, a la vez que reducen su impacto sobre el medio ambiente, miran más allá del reciclaje como el tema principal de la sostenibilidad en el envasado. Si bien todavía no es una práctica convencional de la industria, los materiales de fuentes renovables son el ingrediente clave en el desarrollo de opciones de envasado de materiales 100% renovables.

Los beneficios de una fuente renovable
Derivados de materiales renovables, como la fibra de madera de los árboles o el plástico de la caña de azúcar, los materiales de envasado de fuentes renovables representan una gran oportunidad para las empresas de alimentos y bebidas. Se ven y funcionan igual que sus equivalentes de combustibles fósiles, con una huella de carbono mucho menor. En términos de sustentabilidad, el aumento del uso de materiales renovables está ayudando a preservar los recursos naturales, a la vez que contribuye a una reducción global de las emisiones de gases de efecto invernadero; objetivos que, con frecuencia, se asocian con los objetivos del área de la sustentabilidad en las empresas.

Alternativas en acción
Si bien la transición a los sustitutos de fuentes renovables puede ser un desafío para las empresas, las innovaciones recientes ya están corriendo los límites de la sostenibilidad en los envases.

En un esfuerzo por reducir los desechos al final de la vida útil de sus productos, la marca de cosmética natural Toms de Maine experimentó con envases biodegradables hechos de almidón de papa. La compañía anunció que estaba transformando desechos agrícolas locales en ácido poliláctico (PLA), una resina de plástico biodegradable, como una alternativa potencial para sus envases de enjuague bucal y desodorante.
 
Para ampliar las opciones de reciclaje para varios de sus productos, el fabricante de yogur Stonyfield Farm sustituyó el poliestireno tradicional de los multipacks de YoBaby y YoKids con bioplástico de base de maíz, y pagó a los agricultores para que cultivaran maíz que no haya sido modificado genéticamente.

Por otro lado, en Tetra Pak tenemos el envase Gable Top Bio-Based, el primer envase Gable Top totalmente renovable. La combinación de cartón y plásticos derivados de la caña de azúcar lo convierte en el primer envase de cartón 100% renovable. Desde un punto de vista comercial, los clientes pueden realizar una transición sin problemas al nuevo envase sin modificar sus máquinas de llenado, lo cual es bueno para el medio ambiente y para la marca.

Importancia del medio ambiente
El aumento de la disponibilidad de envases de fuentes renovables está ayudando a las empresas a ofrecer a los consumidores, los retailers y los productores de alimentos alternativas de envasado ecológico conveniente para sus productos favoritos.
 
Ya no tenemos que elegir entre calidad y funcionalidad. Es posible crear soluciones de envasado innovadoras, a la vez que se mantienen estándares altos de sostenibilidad y protección del medio ambiente.
<< Anterior